Todo lo que debemos saber sobre el colágeno

¿Por qué debo tomar colágeno?

¿Estamos comprando el colágeno adecuado?

Colágeno. En este artículo os queremos informar de la verdad sobre el colágeno haciendo un breve resumen al inicio y de fácil explicación, para que rápidamente entendamos todo lo referente al colágeno, después de este resumen tenéis una información totalmente detallada con explicaciones técnicas sobre la bioquímica del colágeno.

¿Qué es realmente el colágeno?, ¿Qué hemos de tomar para proteger nuestra elasticidad y movilidad?, ¿Cuáles son sus beneficios?, ¿Cómo tomarlo?

Para ello tenemos que hacer un poco de historia y entender que es.

¿Qué es el colágeno?

  • El cuerpo humano necesita de una estructura proteica para proteger sus órganos, tejidos y huesos, a esta estructura se le llama COLÁGENO. Desde que nacemos hasta los 30 años, el cuerpo fabrica colágeno, pero a partir de esta edad más o menos, empieza el proceso de degeneración y vamos perdiendo colágeno año tras año por un proceso natural del cuerpo.
  • Los deportistas en su exigencia en entranamientos y competiciones, ponen en riesgo de deterioro el colágeno en ligamentos, tendones y cartílagos provocando lesiones crónicas.
  • El colágeno es la proteína más importante y abundante del cuerpo y es la que más tenemos que cuidar y prevenir su degradación, sino perderemos la movilidad y elasticidad.
  • En el cuerpo humano y en el de los animales, para fabricar este colágeno, se necesita de unas proteínas, al igual que para fabricar un zapato es el resultado final de un unir un conjunto de varios materiales, pues con el colágeno pasa lo mismo, es el resultado de unir varias proteínas que fabrican el colágeno.
  • Un poco de historia:
    • En los inicios el colágeno que se vendía era de origen animal y se descubrió que al pasar por el sistema digestivo y descomponerse en el cuerpo no las reconocía como proteína humana, no las absorbía y las desechaba, porque no eran las mismas proteínas que las que necesita el cuerpo humano para fabricar su colágeno y por eso salió más tarde el colágeno con magnesio porque este ayuda a la absorción de nutrientes pero se absorbe solo un 20% al ser carbonato, introduciendo en tu cuerpo un colágeno diferente al del humano y esto al sistema inmune no le gusta.
    • Más tarde se descubrió que las partículas de colágeno animal eran demasiado grandes y no entraban en nuestro intestino, por eso salió más tarde el colágeno hidrolizado, sin la hidrolización era imposible de absorberlo, aunque incorporara magnesio.

Cuando ingerimos cualquier alimento o suplemento, el sistema digestivo lo descompone en su material original, es decir, si seguimos con el ejemplo del zapato, el sistema digestivo lo que haría es el proceso inverso de la fabricación del zapato, hasta obtener cada material por separado para volver al principio del proceso, pues a la hora de tomar colágeno, el sistema digestivo hace lo mismo, degrada el colágeno para aislar por separado cada una de las proteínas que lo forman.

Si vemos la imagen superior, después de leer lo que hemos explicado, queda muy claro cual es el verdadero colágeno que hemos de tomar, que es el que tiene una proteína idéntica a la del colágeno humano, para así obtener todos los beneficios con una absorbible en un 97% y 100% asimilable a nuestro organismo.

“¿Saben qué colágeno comprar y no tirar el dinero?”

Hemos analizado más de 15 colágenos del mercado y en cada uno de ellos hemos pedido los certificados de procedencia y de hidrolización, pocos nos han respondido y por consiguiente no los podemos recomendar ya que no sabemos que lleva en su composición.

Espacionatursalud se distingue por ofrecer productos terapéuticos de calidad y consideramos que el colágeno de calidad es importante tomarlo permanentemente a partir de los 30 años, para parar el proceso de degradación natural, si nos suplementamos con la proteína de calidad para que el cuerpo fabrique colágeno, mantendremos los huesos, cartílagos, tendones y piel en muy buen estado y no los tomará de las reservas del cuerpo y así cuando lleguemos a mayores sino es por alguna enfermedad, recogeremos los beneficios de la prevención que habremos hecho durante tantos años y gozaremos de una buena calidad osteoarticular.

Después de nuestras investigaciones sobre el colágeno, recomendamos tomar un colágeno cuya estructura sea idéntica a la de la proteína humana y no a la del colágeno animal, para ello confiamos en la marca registrada llamada PEPTAN®.

El PEPTAN®, es un conjunto de peptidos idénticos a la estructura del colágeno humano, que al tomarlo, el sistema digestivo la descompone en los aminoácidos que necesita el cuerpo humano para poder fabricarla y se asimila el 97% por que tiene un peso molecular de 2000 dalton (en la parte técnica explico que es el peso molecular y su gran importancia que hace distinguirse de un buen colageno), aquí pueden ver el certificado de procedencia y de hidrolización del PEPTAN®. Han conseguido bajar su molécula a unos niveles que puedan ser absorbidos por la mayoría de intestinos.

La mayoría de intestinos tienen permeabilidad intestinal, por la que los colágenos mal hidrolizados, pasan las barreras de la mucosa intestinal, produciendo un exceso de trabajo al sistema inmune, al igual que los colágenos de calidad bien hidrolizados, también producen un exceso de trabajo al sistema inmune, pero al ser reconocidos por el cuerpo lo liberan al torrente sanguíneo para ser asimilado.

Es importante hacer una buena limpieza intestinal y hacer el intestino más impermeable, así al tomar no solo colágeno sino cualquier alimento, se aprovechan más sus propiedades y absorción de nutrientes.

Hay varios tipos de colágeno en el cuerpo humano, los más importantes son del Tipo I y II, que es donde se concentra la mayor parte del colágeno del cuerpo, en los huesos, cartílagos, tendones y en la piel, por lo que hemos encontrado una casa que fabrica los 2 tipos de colágenos de calidad hidrolizados procedentes del PEPTAN®, con certificado de calidad. Llevamos más de 5 años recomendando este colágeno y dándolo a nuestros clientes con resultados muy buenos.

Todos los productos de colágeno del mercado sean procedentes de cualquier fuente, llevarán el nombre de colágeno, por un tema simplemente de marketing, pero sólo sabrán si procede del PEPTAN® si piden el certificado, porque prácticamente estos datos lo desconocen los vendedores y ellos tampoco saben la procedencia ni si es de calidad por lo cual no les recomiendo que compren un colágeno sin su certificado correspondiente, por mucho que les digan que es el mejor colágeno del mercado.

PEPTAN®  UNA PROTEINA IDENTICA AL COLÁGENO HUMANO

¿Cómo tomarlo?

Lo podemos tomar por la mañana o por la noche, siempre en ayunas y fuera de comidas y digestiones. Por la noche es cuando el cuerpo regenera y por tanto tomar el colágeno en forma de proteína ayuda a la regeneración. Por la mañana también es correcto porque si vamos a hacer ejercicio o tenemos una actividad dinámica, nos va bien para ayudar a los cartílagos y huesos, por lo que se pueden combinar perfectamente, si se hace una actividad más sedentaria o física por la tarde noche, aconsejamos tomarlo 30 minutos antes de ir a dormir.

Estos dos colágenos que ofrecemos cuyo peso molecular es de 2000 dalton, sirven para los dos tipos de colágeno. El EPADOL, está más indicado para los huesos, cartílagos y tendones, ya que lleva componentes para proteger más las articulaciones. El ETERNOX está más indicado para la piel. Pueden ver todas sus características pulsando en cada uno de los colágenos o entrar en nuestra web de la tienda en la sección de colágenos. La combinación de los dos, es una combinación perfecta para cuidar los huesos, cartílagos, tendones y la piel.

“Espacionatursalud, tu asesor de confianza”

“Si el proceso natural del cuerpo es sintetizar colágeno humano a partir de aminoácidos, lo que hay que hacer es tomar esos aminoácidos con una proteína idéntica a la del colágeno humano y no tomar colágeno animal, porqué al cuerpo no se le puede dar colágeno sintetizado de animal directamente porque no lo absorbe y lo reconoce como un cuerpo extraño.”

Todo lo que debemos saber sobre el colágeno

Aquí os damos información totalmente detallada con explicaciones técnicas sobre la bioquímica del colágeno.

Ahora que tenemos una referencia sobrel el colágeno, lo primero que nos debemos preguntar es porque debo tomar colágeno de calidad y segundo si el colágeno de calidad que compro ya sea en farmacias, herboristerias o webs de suplementación online, es proteina de colágeno humana y no colágeno animal ya sintetizado.

Para saber por qué debo tomar colágeno de calidad y comprarlo hay que tener en cuenta lo siguiente:

    • Qué es el realmente colágeno.
    • De dónde procede el colágeno.
    • Cómo se absorbe y metaboliza. (Muy importante leer este apartado).
    • Los beneficios de tomar proteína de colágeno hidrolizado.
    • Cómo tomar el colágeno y sus formatos.
    • Dosis diarias.

¿Que es el colágeno o colágeno hidrolizado?

Es la proteína más importante y abundante de nuestro cuerpo y constituye alrededor de un tercio del contenido proteico del mismo, disperso por los diferentes órganos y tejidos conjuntivos, como la piel, huesos, cartílagos, tendones, etc.

Técnicamente, es una cadena de polipéptidos (más de 10 aminoácidos juntos), que quiere decir, que es la suma de muchos aminoácidos cuyo peso molecular (10.000 Dalton) hace que se no digiera en nuestro intestino.

El colágeno es un material extra celular fabricado por los fibroblastos y es una proteína fibrosa que resulta relativamente insoluble en agua.

Cómo prácticamente la mayoría de personas tienen permeabilidad intestinal, las cadenas grandes pasan primero por el sistema inmune y las desecha al no poder ser asimiladas por tener un peso molecular elevado, por lo que estamos dando trabajo extra al sistema inmune y por ese motivo ha de pasar un proceso para hacer más pequeña la molécula.

Hablamos de una proteína de digestión compleja, difícilmente asimilable por el aparato digestivo (prácticamente no se llega al 1 %), que requiere un tratamiento llamado “hidrólisis enzimática”, gracias a la cual las cadenas poli-peptídicas, compuestas por múltiples moléculas de aminoácidos, son fragmentadas en sencillas agrupaciones de unos pocos de ellos llamadas péptidos, cuyo peso molecular (4.000 Dalton) hace más pequeñas las cadenas y lo pueda digerir nuestro intestino, por eso se le llama también “COLÁGENO HIDROLIZADO“, pero 4000 dalton es muy justo para los intestinos y son la mayoria de colágenos, un colágeno de calidad suele llegar a los 2000 dalton de peso molecular.

“EL COLÁGENO EN POLVO SOLUBLE ES MAS RÁPIDO DE ABSORBER”

¿De dónde procede el colágeno?

La procedencia del colágeno sólo puede ser de una fuente que es el animal (el colágeno vegetal o gelatina, no es colágeno, no caigan en la trampa). El colágeno animal más común es:

  • Aviar, bovino o porcino. Se extrae de los restos como huesos, cartílagos, piel de la papada de los pollos, etc.
  • Pescado. Se extrae de las espinas o escamas.

Por eso cuando comemos por ejemplo unos pies de cerdo, que llevan colágeno, no se absorbe porque no está hidrolizado y por consiguiente no se puede digerir.

Existen diferentes tipos de colágeno humano, ya que no es el mismo el colágeno de la piel, que el de los huesos, cartílagos o de otra parte del cuerpo. El que nos interesa a nosotros principalmente es el colágeno de tipo I, ya que su función es la de resistencia al estiramiento.

Las proteínas del colágeno de diferentes especies animales presentan pocas diferencias, pero estas pequeñas diferencias influyen en sus propiedades.

El colágeno de especies vertebradas superiores tiene más enlaces de red y se caracteriza por una superior temperatura de desnaturalización. Además, durante el envejecimiento del colágeno en los animales superiores, su organismos genera enlaces covalentes transversales, dentro y entre las moléculas, que incrementan la estabilidad de las fibras de colágeno.

El incremento de estos enlaces aumenta la densidad y resistencia del colágeno. Por el contrario, reducen la solubilidad del colágeno. El crecimiento de las redes del colágeno influye negativamente en el aspecto externo de nuestra piel, que pierde su elasticidad y tersura.

El colágeno procedente de pieles de pescado presenta menos enlaces que el colágeno de pieles bovinas o porcinas, por ello su solubilidad es superior.

Una mayor solubilidad de las pieles de pescado permite obtener la forma nativa del colágeno en el producto final, el gel de colágeno, gracias al uso de un método muy delicado de obtención de la proteína en condiciones que preservan sus cualidades.

La obtención del colágeno a partir de pieles porcinas y bovinas requiere un tratamiento químico y/o enzimático muy agresivo, que degrada sensiblemente la proteína. Además, la proteína porcina puede ser portadora de priones.

El prion es una proteína potencialmente nociva, ampliamente extendida en animales superiores (mamíferos, reptiles y anfibios), que no resultan peligrosos hasta la modificación de la configuración natural, que los convierte en priones infecciosos.

“PERDEMOS COLÁGENO A PARTIR DE LOS 30 AÑOS”

Los priones infecciones provocan enfermedades mortales del sistema nervioso animal y humano, tales como la Encefalopatía Espongiforme Bovina o la enfermedad de Creutzfeld-Jacob.

Los peces son organismos vivos de orden inferior y hasta ahora, no se constató la presencia de priones en sus organismos.

Por eso es importante cuando tomamos colágeno, pedir en el establecimiento el certificado dónde especifique la procedencia y el grado de hidrolización o peso molecular del colágeno que les vendan tal y como hacemos nosotros.

¿Cómo se absorbe y metaboliza el colágeno?

    • En primer lugar, el colágeno está especialmente concentrado en altas proporciones, en aquellos tejidos que soportan peso y fuerza del organismo, fundamentalmente los cartílagos, tendones, huesos y piel.
    • En segundo lugar, el colágeno aparece de forma numerosa en aquellos lugares como la dermis o las fascias (láminas que recubren los músculos) que sirven para proteger, o donde se necesita un material que resista la tracción o los cambios de volumen.
    • Finalmente, el colágeno, en una de sus formas, constituye prácticamente una armazón de micro fibrillas, que sostiene la estructura de todos los órganos y vísceras del organismo.

La unidad esencial del colágeno está constituida por tres cadenas de poli-péptidos que aparecen entrelazadas formando una triple hélice (Glicina, lisina y prolina o hidroxiprolina), constituyendo una unidad macromolecular denominada tropocolégeno.

Cuando tomamos colágeno y llega a nuestro intestino, ha de pasar por el proceso de catabolización y convertir estos polipéptidos en cadenas más cortas llamadas péptidos, ha de degradar esta molécula de colágeno en sus precursores (Glicina, lisina y prolina o hidroxiprolina), que son péptidos de aminoácidos.

El colágeno animal en su estado de deterioro al llegar al intestino y romper esta cadena de mala calidad, el sistema inmune no lo reconoce como tal y lo desecha, por eso no tiene sentido tomar colágeno animal, esta es la verdad del colágeno. Las células responsables de llevar el colágeno en su lugar una vez sintetizado por las proteínas, son los condrocitos en los cartílagos y tendones, los osteoblastos en huesos y los fibroblastos en la piel.

Los beneficios de tomar proteína de colágeno hidrolizado.

A estas alturas, creo que todos ya sabemos porqué hemos de tomar colágeno, si queremos llegar a mayores con buenas condiciones osteoarticulares, es una evidencia que si no tomamos colágeno, cada año a partir de los 30, nos vamos quedando sin reservas en el cuerpo.

Desde el nacimiento y hasta alcanzar la plena juventud es la etapa en la que una persona acumula los íncides más elevados de presencia de colágeno en sus tejidos, de lo que se deriva el normal aspecto exterior de todo individuo menor de 30 años sin presencia de arrugas o pliegues en la piel y lo va fabricando el propio cuerpo. Las mujeres producen menos colágeno y van perdiendo un 1% cada año, por lo que una mujer a los 50 años ha perdido el 50% de su colágeno.

El cuerpo se va desgastando y por si mismo deja de sintetizar el colágeno. Hay factores que ayudan a perder colágeno como son: el sol, el tabaco, no dormir bien o dormir poco, ya que el cuerpo regenera su colágeno por la noche en el descanso.

No hay alimentos que lleven colágeno, pero si podemos ayudar al cuerpo a sus precursores y a frenar la degradación del colágeno y alimentos que ayudan a sintetizarlo:

  • Todas las frutas con alto contenido en vitamina C, kamu kamu, Açai, escaramujo, kiwi. Si no tenemos o tomamos suficiente vitamina C, vamos a perder colágeno de una forma más rápida.
  • Los alimentos que contienen licopenos, como el tomate y la uva, previenen la degeneración del colágeno. Hay que proteger el colágeno de los radicales libres con glucosinolatos que llevan muchos vegetales como el brocoli, coliflor y hojas verdes.
  • Los Omega 3 EPA sin metales pesados ni oxidado, es antioxidante y anti-inflamatorio y protege la degradación del colágeno sobre todo en la piel, como también la chia.
  • El aceite de oliva que lleva Q10, es un protector del colágeno de la piel, también por su vitamina E, como el hidrógeno H2, la molécula que mejor absorbe la piel como el agua hidrogenada.

Además de sus archiconocidas propiedades estructurales, el colágeno hace el papel de catalizador del crecimiento en edades tempranas y constituye algo así como la sustancia reparadora de la inmensa mayoría de los tejidos.

Es más, puede decirse que en muchas de las patologías asociadas al envejecimiento, el colágeno se reserva un destacado rol.

Una carencia de colágeno suele implicar, por norma, a todo el organismo, manifestándose con síntomas de carácter un tanto inespecífico, acentuados conforme mayor es la edad, como debilidad, astenia, fatiga, dolor leve de articulaciones y una degradación del estado general de la persona.

Para frenar ese deterioro provocado por un proceso natural del organismo, el colágeno hidrolizado es un excelente recurso, estando ampliamente avalado por profesionales de la medicina y del mundo de la investigación y habiendo cosechado notables éxitos en multitud de pacientes.

Dentro de su utilidad, es interesante hacer un desglose entre dos posibles sub grupos de población:

    • Personas que no practican deporte: es ideal para adultos de edad avanzada o al menos que han superado los 50 años, aunque en su espectro de consumidores potenciales entra cualquier persona que desee reforzar su salud. Muy eficaz en preparaciones combinadas con vitaminas C, B2 y B6, condroitina, magnesio y ácido hialurónico, todas ellas con una especial aptitud para potenciar la salud de las articulaciones.
    • Deportistas: la enorme exigencia provocada por los entrenamientos y la competición termina señalando a ligamentos y articulaciones como elementos anatómicos envueltos en un serio riesgo de deterioro. Por ello, es muy conveniente que consuman estos productos, que contribuyen a fortalecer las estructuras locomotoras y mejorar la recuperación de las posibles lesiones. Para optimizar su efecto, es interesante combinar el colágeno hidrolizado con metilsulfonilmetano (fuente natural de azufre biodisponible, esencial para la integridad del tejido conjuntivo) o hidroximetilbutirato (existe de manera natural en el organismo por degradación del aminoácido leucina).

La disminución de la síntesis endógena de esta proteína da comienzo muy sutilmente alrededor de los veinticinco años, manteniendo a partir de entonces una reducción sostenida (cada 12 meses, la cantidad de colágeno en nuestro cuerpo disminuye el 1 %) que experimenta una caída brusca con la llegada de los cincuenta y especialmente de los sesenta. Esta evolución negativa, basada en la disminución de la capacidad de las células especializadas en sintetizar colágeno, explica algunas de las manifestaciones que acostumbramos a observar en personas de media y avanzada edad, como:

    • Disminución de la elasticidad y la firmeza de la piel, que se traduce en la aparición de estrías, arrugas y áreas de flacidez, lo que da una sensación de envejecimiento precoz.
    • Fragilidad de los capilares sanguíneos, que provoca una frecuente y aparentemente sin causa formación de hematomas, los típicos moratones.
    • Dolores musculares característicos de la fibromialgia.
    • Dolores articulares propios de la artrosis, con especial incidencia en la articulación de la rodilla, pues el cartílago ve mermados su grosor y su resistencia, haciendo poco a poco que los huesos empiecen a friccionarse cuando se producen los movimientos articulares.
    • Incremento de la porosidad de la matriz del hueso, debido a una descalcificación paralela como consecuencia de la pérdida de las sales cálcicas que están adheridas al colágeno. Su consecuencia directa es un mayor riesgo de padecer osteoporosis.

Cómo tomar el colágeno y sus formatos:

En el mercado se comercializan múltiples formatos y presentaciones a base de colágeno, solo o en combinación con otras sustancias, como cápsulas, comprimidos, líquidos concentrados, polvos solubles, mascarillas, cremas, etc. En función del producto seleccionado, se tratará de administrarlo por vía tópica o por vía oral, las dos únicas opciones existentes.

Concretamente, las presentaciones de colágeno hidrolizado fabricadas en polvo soluble tienen el objetivo de poder proceder a su mezcla con líquidos fríos o calientes, como agua, zumos, té, sopas, etc. En este sentido resulta interesante saber que su ingestión acompañada de líquidos da lugar a una más rápida absorción, debido a su más breve tránsito por el tracto intestinal, en comparación con una ingesta como materia sólida.

Médicos y nutricionistas tienen un criterio bastante homogéneo a la hora de establecer diferencias entre las pastillas de colágeno y los suplementos en polvo. Argumentan que las primeras tienen una capacidad bastante limitada de proporcionar sustancia biodisponible, mientras que el polvo soluble hidrolizado guarda una excelente relación entre cantidad de producto biodisponible y cantidad de producto global ingerido.

El polvo hidrolizado tiene mayor facilidad de absorción y ésta, además, se lleva a cabo en las etapas incipientes del proceso digestivo, brindando al torrente sanguíneo un altísimo porcentaje del colágeno ingerido en una forma metabólicamente eficaz.

Lo principal de estas formulaciones es que esas mezclas no actúan en detrimento de las propiedades fisiológicas de esta proteína procesada, garantizándose que no se vean en absoluto afectadas y haciendo que se trate de un producto extraordinariamente apto como suplemento alimenticio.

Un importante detalle adicional es que hay uniformidad de criterio entre los especialistas en recomendar la toma de estos suplementos de colágeno hidrolizado en ayunas, ya que ese estado de vacuidad gástrica asegura que no se produzcan interferencias metabólicas con otras proteínas, monosacáridos, ácidos grasos, hidratos de carbono o cualquier otro tipo de sustancia ingerida que compita por ser absorbida en el tracto digestivo.

Dosis diarias necesarias:

En cuanto a la dosis necesaria, no podemos mencionar una cantidad precisa porque depende lógicamente de la formulación consumida. De cualquier modo, todos los productos comercializados en el territorio de la Unión Europea llevan incorporada, por imperativo legal, una etiqueta donde figura la dosificación recomendada para lograr el efecto óptimo, por lo que ese aspecto no debe ser objeto de preocupación.

Para mayor seguridad, los fabricantes de colágeno hidrolizado en polvo suelen incluir dentro del embalaje una cucharilla dosificadora para asegurar que se tome la dosis de entre 9 y 10 gramos diarios de colágeno como sustancia pura (en cuanto al preparado global, la cantidad dependerá del volumen de excipiente que lleve), una dosis que numerosos y solventes estudios clínicos han probado como la más efectiva.

El colágeno hidrolizado no es un medicamento ni tiene efectos inmediatos tras su ingestión, sino que dada su condición de suplemento alimenticio, requiere adoptar una disciplinada actitud de consumirlo todos los días y nunca durante periodos inferiores a 3 meses, pues de lo contrario se perderá la base de su éxito que radica en un efecto acumulativo.

Explicado de otro modo, puede decirse que el efecto del colágeno es dosis-dependiente, lo que significa que por debajo de cierto umbral de dosificación carece de efecto. Este umbral lo marcan los 8 gramos diarios durante 3 meses, que garantizan una concentración basal de péptidos de colágeno con capacidad para mantener activo el proceso de regeneración de tejidos o la mitigación del dolor articular de desgaste si es el caso.

El colágeno es, por consiguiente, el soporte estructural del organismo, no olvidando su presencia nada despreciable en vísceras como los pulmones, el hígado o el bazo y por otro lado, en músculos, vasos sanguíneos y linfáticos, dientes, etc., todos ellos portadores de una importante cantidad de colágeno.

Todo lo que debemos saber sobre el colágeno

El colágeno: Todo lo que debemos saber